Archivo de la etiqueta: narrativa

Desafio del Diablo, días 5 a 8

Y sigue el Desafio Rolero de Trasgotauro en el que ya muchos blogeros se han apuntado y del cual comienzo con la segunda parte, ya que no tengo la chance de postear cada día mejor preparo un post mas grande. Debo comenzar con una Errata:

Errata: En el post anterior equivoque horriblemente el tema. En lugar de hablar, en el día 4, del MEJOR master/ narrador que he tenido” lo que hice, fue leer mal y hablar del “PEOR master/ narrador que he tenido“. Asi que lo corrijo:

  4. El MEJOR Master/narrador que he tenido: Aqui si puedo poner nombres, y lo digo en plural, nombres. Por que son dos. Primero al primer master que tuve, de nombre Daniel, al cual, por cierto le perdí la pista. Y no es solo la nostalgía del primer juego, en realidad era alguien que se notaba que preparaba cada paso que dabamos como jugadores, aunque solo fuera para castigarnos, matarnos o robarnos; ya que, tenía esa costumbre, la de hacer sus aventuras bastante mortales… pero muy divertidas. Principalmente esta en el ranking por su capacidad de improvisación y por hacerme ver, como jugador, que todo lo que haces tiene consecuencias aunque sea un juego y que debes pensar mas allá de lo obvio (lección que es transportada en mis aventuras y que me llevó a comenzar como DM). Es cierto, nos ponía enemigos mortales, no siempre fue 100% legal, nos daba poderosas recompensas para luego arrebatarnoslas o destruirlas y algunas veces jugaba DM vs players; pero sus historias eran fenomenales y retadoras. El segundo DM seria un autor de este blog, el señor Spartan Bobby. Tiene una visión muy particular a la hora de jugar: CINEMATIC STYLE! Así es, sus aventuras siempre tienen un buen grado de acción y aventura al filo del peligro. Jugando con el conocí Vampire the Masquerade, en ese estilo, el cual seguro le patea las bolas a los puristas de White Wolf (no me cuenten entre ellos). También sigue el instinto de la acción épica. Y en este tenor trata de que cada personaje jugador tenga un desarrollo argumental amplio, profundo de ser posible. La parte mala es que no todo jugador esta dispuesto siempre a ese tipo de roles en una campaña. yo en lo personal, me termine cansando un poco de ese protagonismo mega-heroico en mis campañas. El buen Spartan sigue por su ruta, ¡Salud por él!

Siempre nos las areglabamos para que hubiera explosiones en Vampire… claro siempre de noche…

Y ahora sigo con los días faltantes:

5. ¿Qué jornadas recuerdas con mas cariño?: Bueno, para empezar, acá en Guadalajara, México no hay algo así como jornadas. Eso quisiera yo y los miembros de Potionless y por tal motivo hace 3 años surgió la iniciativa, principalmente de parte de Spartan, de hacer nuestro evento EnRolate. Y bueno, no es un evento tan grande como las Jornadas, pero buscamos que en un futuro lo sea. Tenemos mucho en contra, pero cada vez hay mas gente apoyando y buscando el lugar para jugar y conocer gente.

Ojalá y podamos llegar a algo así con nuestros EnRolate

6. Tu mejor crítico en una partida de rol: Supongo que como jugador, como DM son demasiados como para recordar o definir uno como el mejor. Y aun como jugador resulta difícil recordar, sobre todo por que he sido mas DM que jugador. Pero pondré sobre todos (aunque no fue una tirada de ataque como tal) uno con Azeem Blackstaff, Guerrero N. 3, Clérigo N.14 (AD&D 2da) con un anillo de control elemental (tierra):

Un dragon azul sobrevuela la montaña buscando a lo heroes, Azeem se posa en la orilla de un acantilado como retando al dragon el cual al verlo se lanza en picada hacia el; lanza relampagos de su boca pero Azeem parece no percibirlos, en realidad en ese momento se ha metido en la tierra, tomando forma de elemental, dejando tras de sí una estatua de si mismo; El dragon se da cuenta del engaño muy tarde, va en picada y tal vez pueda moverse en ultimo minuto; pero en ese momento un muro de piedra surge de la montaña y el dragon choca con el dejando parte de sus escamas y un pedazo de cuerno entre los escombros. Estará aturdido por unos segundos, suficiente para que respire por ultima vez…

7. Tu mayor pifia en un juego de rol. Si los gloriosos críticos son difíciles de recordar, ¿qué será de las pifias? Pues bien, haciendo un esfuerzo, creo que la peor es, mejor dicho, son: Los críticos cometidos sin quererlo contra los mismos compañeros. En especifico, en Darksun (4ta edición de D&D); Trarana es el nombre del personaje, Barbarian Rageblood, raza goliath; hecha para soltar golpes duros y hacer críticos con 19-20. Pero con un WILL muy bajo y por lo tanto, controlable (cosa que se estaba haciendo demasiado comun en Darksun). Bajo control de los malos los críticos brotaban del dado como si de una fuente se tratara. El record: tres compañeros caídos por mi mano en un solo encuentro.

¡Dominaron a Trarana! ¡Corran por sus vidas!

8. Tu mejor Crítico alrededor de los juegos de rol. Esta pregunta (y la siguiente) me plantean el problema de no comprenderlas del todo. Pero aquí mi interpretación: hablaré de algo que ma haya parecido tan genial al jugar, narrar u observar en los juegos de rol; que merezca ser considerado un Crítico. Alguna vez, hace tiempo, me conseguí el manual de Call of Cthulhu, lo leí como buen fan de Lovecraft y los juegos de rol (la combinación ganadora) y decidí comenzar a narrar. Para empezar, una aventura básica, prestablecida en el manual, “El Hechizo de la casa Corbitt”; bastante básica y sencilla: una casa presuntamente embrujada, con una morbida historia detrás de ella ¡ah! y con cadáver caminante en su sotano con la capacidad de invocar fuerzas oscuras que hacen que la casa quiera matar a los investigadores. La atmosfera de suspenso y posible horror a la vuelta de cada pasillo iba aumentando mientras describia el ambiente de abandono y opresión de la casa. Tras un poco mas de investigación de pequeños ruidos en lugares de la casa a los que aun no acceden un ruido fuerte resuena en la cocina en que estan (fisicamente jugabamos en la mesa de la cocina y fisicamente golpee la mesa por debajo de modoque hiciera ruido y temblara al impacto)… al instante, caras pálidas, ojos bien abiertos y mas de una voz un poco apagada o con falta de aliento diciendo “chinga tu madr…”; un segundo después respiración  tratando de regresar a la normalidad, manos a la parte izquierda del pecho o a las sienes. Ese fue un crítico narrativo en una sesión de horror y sirvió para establecer bien el mood de la historia.

Bueno por ahora dejo aquí, amable lector. Espero esto le este gustando y no olvide checar los blogs que tenemos en nuestras listas como HeribertoHobby,  División Lúdica o Proyecto RPG; animese, ¡No se arrepentirá!

Anuncios

Desafío de los 30 días…del diablo

yo tambien le entro... ¡como no!

yo tambien le entro… ¡como no!

Pues bien, siguiendo el ejemplo del buen Spartan (que ya inició con el desafío y ya me lleva ventaja) tambien le entrare a este reto, aunque tal vez no pueda hacer un post por día, pero cuando lo haga tratare de ponerme al corriente. Así que, ahi voy:

  1. ¿Cómo comenzaste en los juegos de rol? Para empezar con la película Dragon Slayer, de la cual no ahondare mucho, por que me llevaría demasiados párrafos. Después con el gusto por los juegos de video RPG, sobre todo: Final Fantasy para el NES. ¿y como no iba a hacerlo? Sobre todo con un intro que me mostraba una gran historia con solo una lineas. Asombroso para mi en ese 1993 que lo conocí con poco conocimiento del ingles. Pero esto era un video juego, con una gran historia, muy epica, eso si; creía que necesitaba algo mas. Ya mas tarde (1995) conocí el videojuego Dungeons & Dragons “Tower of Doom” en las arcadias o “maquinitas” como se les suele conocer coloquialmente en Guadalajara, ¿había una relación extraña con la serie animada? El misterio se ponía rudo. Un juego excepcional; tanto que a un amigo y a mi nos absorbió al grado de no hacer caso a otro chico esperando turno para jugar diciendo: “yo juego Calabozos y Dragones con mi primo en su casa, pero es un juego de mesa…” cuando reparamos en lo que escuchamos el chico ya no estaba. Despues todo fue pasando en secuencia, una semana despues una reseña sobre juegos de rol, sobre todo D&D, salió en un programa de televisión sobre videojuegos llamado “Nintendomania”. Una semana mas tarde un amigo llegó con alguien entablando un díalogo algo así:  El: ¿has oido de Dungeons & Dragons? / Yo: sí… / El: tenemos ganas de jugar, ¿te interesa? / Yo: Sí… / El: nada mas nos falta comprar uno de los manuales, nos estamos cooperando con el dinero ¿le entras? / Yo (mirada perdida): ¿de cuanto me toca? / Una semana despues ya estaba jugando, un mes despues ya estaba narrando y de ahí hasta hoy.
  2. Juego Favorito. Dungeons & Dragons. No puedo mentir al respecto, tampoco puedo decir que lo hago por nostalgía ni que no me decido entre cierta cantidad de juegos, mucho menos que le cambiaría cosas para que sea perfecto. No. Es Dungeons & Dragons. Claro, comencé a jugar en D&D (AD&D 2da, para ser exacto) y me encantan otros juegos como Shadowrun y Deadlands, pero esta de mas mencionarlos, es mas no caben aqui, los tachare. Este párrafo pertenece a D&D en cualquier edición. Y no será un párrafo muy largo, solo agregaré que D&D es el padre de los juegos y si alguien opina que “hay hijos que superan al padre” o “renovarse o morir hermano” solo les diré: No jueguen D&D, simple, pero no esten jodiendo a quienes si lo disfrutamos sea la edición que sea.

    Esta fue la primer imagen que vi al abrir el manual de jugador de AD&D, y solo pude pensar “fucking awesome!”

  3. Juego mas odiado. Uuuh! esta es fuerte. Hay juegos que he leído y no me gustan por algo, llamese el sistema, el ambiente, el estilo de combate, el tema, etc. Pero creo que esta pregunta debe ser en cuanto a un juego que se haya experimentado. Y hago la aclaración, que considero que no importa que tan malo sea el sistema, el Narrador y los jugadores lo pueden hacer bueno, o al menos no tan malo. Bajo este concepto diré que el mas odiado (que haya jugado) es Warhammer Fantasy RPG (en la edición mas reciente de Fantasy Flight) que lo jugué con unos amigos y la sesión fue excelente, pero por que el DM y los jugadores luchabamos para sobreponernos al sistema, que no es tan malo, pero… esta hecho para que gastes: dados especiales, varios manuales basicos que se venden por separado, fichas para todo, tarjetas para todo, tokens, standys… solo falta cambiarle algunas palabras y se convierte en juego de mesa. Pena grande, las ediciones pasadas, al parecer, eran mas del lado de un juego de rol. Y eso que a mi me encantan las minis y los props en los juegos… pero asi de indispensables… no gracias.

    Toda esto para jugar lo basico… ademas puedes agregar minis de GW para que juegues como todo un noble.

  4. El peor Master/narrador que he tenido. Dice un dicho: “Se dice la penitencia, no el pecador” y siguiendo tal no diré nombres; solo que este DM se encargó de que odiara Dragonlance antes de leer los libros, los cuales, tiempo después, tuve la oportunidad de leer y de convencerme que Dragonlance era un mundo low-fantasy de caballeria clásica y un setting muy bueno para el tipo de juego que me suele gustar. El problema: El tipo habia leido los libros, decide narrar lo que viene en ellos, nos presenta las opciones, trata que tomemos las opciones que imiten a los personajes y sucesos del libro (o sea no hay opciones) y hace que el jugar con el se convierta en un duelo master-jugadores. Un ejemplo: “Master: En el camino se necuentran 10 draconianos que les dicen que se rindan… / Players: ¡Carguen! (Draconianos vencidos) / Master: aparecen 25 Draconianos! / Players: ¡Muerte! (Draconianos vencidos) / Master: llegan volando 100 draconianos, Rindanse! / Players: ¡A la carg!… momento, ¿nos quieres atrapar, verdad? / Master: si… es que así va el libro… / Players: OK pues, nos rendimos, total…” Especificamente un DM hizó eso, pero cualquier narrador que se empecine en que asi deben pasar las cosas y no sea capaz de tener improvisación, ni respeto a las reglas, ni pueda ver cuando los jugadores (o el) no se divierten, hace que la partida se vaya al carajo.

    Alguien podria describir lo que pasa en esta imagen? así fue mi experiencia en Dragonlance.

Con esto me pongo al día en este reto. No posteare por día por aquello de que también Spartan esta haciendo lo mismo y si posteamos ambos todos los días, este blog se hará un desmadre. Gracias por leer, estoy comenzando a ver que este reto es para sacar los trapos al sol. Felices criticos!


EnRolate 2013, el reporte perdido…

Parece mentira, pero ya va casi un mes desde que hicimos el EnRolate 2013 y no hemos escrito nada al respecto (aunque bueno he de admitir que no escribimos muy seguido en este blog), antes que nosotros la gente de División Lúdica ha escrito su reseña del evento, la cual, por cierto agradecemos mucho.

Pero antes que cualquier cosa, ¿Que es el EnRolate? Bueno una busqueda rapida en google nos revela diversas cosas, como una revista de rol española en Facebook o una tienda de roles de canela (no recuerdo donde vi eso) y lo que se acumule en el vasto mundo del internet. Pues no. El enRolate al que me refiero es un evento que hemos realizado por tres años. Organizado principalmente por la mesa Potionless pero bajo el nombre y el alcance del grupo La Roleria GDL, grupo por el cual se invita a la gente a participar. Pero comienzo a dar rodeos y no explico nada, bien ahi va.

EnRolate GDL es un evento de rol que pretende algun dia llegar a ser al menos como los eventos llamados “Jornadas de rol” muy comunes en España. Un lugar cada año en el que, por una semana, se juega rol, juegos de mesa, wargames, todo el dia, en multiples mesas, asi, bien bonito. Y bueno para la gente que vive en nuestra Guadalajara (Mexico, aclaro) le resultara, y con sabia razon, una meta algo compleja de conseguir, dado que no hay tal vez tantos fans del juego en la ciudad y no todos tendrian la disponibilidad para asistir y menos aun para apoyar por un periodo de tiempo tan largo. Simplemente aun no estamos listos, pero lo estaremos, espero.

Nuestro poster publicitario

Nuestro poster publicitario

En 2011 comenzamos, por idea primordialmente de un integrante de nuestra mesa y autor de este Blog el señor Spartan Bobby. La Roleria GDL fue el medio de contacto de otras personas interesadas, entre ellas Lobogalvez (otro autor) quien ayudo muchisimo a que se hiciera el evento (el puso la casa). La idea del evento no podia ser una semana, por supuesto, pero se planeo para que fuera de todo un dia y la noche. La asistencia no fue de cientos de personas (y que bueno por que no habia espacio) pero si hubo unas 30; cantidad que nos dejo bastante satisfechos por los resultados: gente jugó, gente se divirtió y gente se conoció (incluso Potionless adoptó algunos jugadores).

EnRolate 2011

EnRolate 2011

EnRolate 2011

EnRolate 2011

 

Con el resultado del año anterior el EnRolate del 2012 nos tenia bastante entusiasmados, planeando mas a detalle buscando otro lugar; en este caso una tienda de juegos y articulos para fans del anime y cosplay, bastante espacioso debo decir. Preparamos regalos incluidos en el pago de la couta de recuperación para los asistentes con lo que quedaron encantados, de nuestra parte en ese evento y el anterior pusimos dinero para realizarlo, asi que recuperar un poco no nos sono mal. Resultado del 2012: menos gente que el anterior, los asistententes jugaron y se divirtieron, sobro mucha botana y refresco. Causa de la falta de gente: una convención de anime no contemplada en nuestras fechas, error nuestro. Pero divertido fue y la gente jugo y se conoció, ademas de que tuve la oportunidad de enseñar a jugar gente completamente nueva en el hobby, algo que me llena de gran satisfacción, sin duda.

EnRolate 2012

EnRolate 2012

EnRolate 2012

EnRolate 2012

 

Llega un 2013 con la espectativa de hacer el evento de nuevo. Esta vez con grandes y afortunadas sorpresas, tales como un lugar increible, la Universidad de Artes Digitales que nos abrió las puertas muy amablemente y nos dio grandes consejos, como conseguir patrocinadores, con lo cual no solo no tuvimos que poner dinero los organizadores, si no que ademas pudimos comprar regalos para los asistentes, como una miniatura de la linea Bones de Reaper la cual tuvo una excelente aceptación ya que ademas habia un taller de pintura de minis impartido por Heriberto Valle un gran pintor de miniatuas y creador de escenarios y accesorios para wargames. Otros patricinadores fueron Miniguerras, Lancer Vinil Juegalo y Arcanix; negocios locales de gran interes para los hobbistas.

Pero pasemos al evento en forma, comenzamos a las 10:30, media hora despues de lo que habiamos planeado, pero nada que afectara mucho. Con una presentacion sencillla y una bienvenida por parte del Coordinador de la Carrera de Animación de la UAD, Heriberto Valle, ante un publico que poco a poco crecia se dio paso a que la gente visitara los stands e los patrocinadores, pasara a tomar una mesa de juego o llegara a pintar miniaturas (como la que recibieron a la entrada). La asistencia registrada supero las 70 personas, tal vez no es la enorme multitud, pero nos dejo bastante satisfechos con el resultado. La gente jugo y se divirtio, los patrocinadores hicieron negocios y la gente se conoció entre si y probó juegos. Las mesas disponibles, en dos horarios (mañana y tarde) fueron: D&D 3.5, Dragon Age RPG, Werewolf, The Call of Cthulhu, D&D Basic 1st edition, Pathfinder, Mutants & masterminds, Star Wars D20 y Mass Effect (sistema Eclipse). Grandes juegos, grandes aveturas, muchas risas.

EnRolate 2013

EnRolate 2013

1237952_646728075345346_2067649661_n

Pero no todo fue coser y cantar, nos fallaron varias cosas de la organización. La mas grave: hubo DMs sin jugadores. Motivos: no habia información clara sobre las mesas y no hubo la difusión debida (aunque nos esforzamos, de verdad que si). En fin puntos que mejorar para el siguiente evento, debemos aprender, asi de simple.

Taller de pintura de minis EnRolate 2013

Taller de pintura de minis EnRolate 2013

El area de patrocinadores EnRolate 2013

El area de patrocinadores EnRolate 2013

 

Pero de manera general, y muy en lo particular, el evento resulto bastante bien. No fue solo cosa de Potionless y La Roleria GDL, fue cosa de todos: Los asistentes, la universidad, los patrocinadores, los DMs… todos.

EnRolate 2013

EnRolate 2013

En fin este post es para decir ¡GRACIAS! Gracias a todos, a los asistentes y participantes y a usted amable lector por llegar hasta estas lineas finales del post. Gracias por un excelente EnRolate GDL.


Las vicisitudes del heroismo, la pesadilla del granjero.

Tal como se lee en el titulo de este post, “la pesadilla del granjero” es como llamo a un cierto fenómeno que esta sucediendo cada vez con mas frecuencia en mi grupo, comienzo a explicarlo con el siguiente ejemplo:

“Mientras avanzas por la vereda rumbo a tu trabajo diario en el huerto, preparando los arboles para la temporada de cosecha que se avecina, te llama la atención un ligero movimiento entre los matorrales a un lado del camino. El lugar es el linde el bosque de Trahl, lugar a donde no sueles aventurarte mas de unos cuantos metros en busca de leña. Pudiera haber sido una ardilla, pero al ver como un charco de sangre comienza a extenderse por debajo del arbusto y al escuchar un gemido no te queda duda de que algo extraño sucede ahí

Decides revisar y, tras los arbustos, hay tres guardias reales tirados en el suelo. Sus armaduras, atravesadas por lanzas, están teñidas en rojo. Su sangre se mezcla en el suelo con la de 7 orcos que ya no respiran. Solo uno de los soldados parece estar aun con vida, respirando pesadamente con la espalda apoyada en un árbol pero sin obtener respuesta de sus piernas. Al acercarte a revisarlo es fácil darse cuenta de que ya no hay nada por hacer, el también lo sabe y te pide, con la poca voz que le queda, llevar el tubo de pergamino que cuelga de su cinturón al fuerte conocido como el Escudo de Gaslagh; alcanza a balbucear algo sobre una invasión antes de toser y morir.

De repente hay mucho silencio en el bosque, demasiado en realidad. esto te pone sobre alerta y, tras tomar el tubo de madera del guardia, un único ruido llama tu atención: la pesada respiración de un orco justo a tus espaldas mientras levanta su cimitarra.”

Este es un trasfondo de personaje, o inicio de aventura, que era muy común en juegos RPGs (entiendase: videojuegos) viejos, pero basado en una formula muy común de iniciar una campaña de AD&D 2da edición (u otros juegos de la llamada “old school”) y viene al caso por que la mayoría de los jugadores que he conocido, (y que han pasado por otras ediciones) ven a los personajes de ediciones pasadas como campesinos que se ven obligados a tomar las armas y no como héroes (lo que se pretende en un juego común de fantasía medieval); hay buenos motivos para que lo vean así, y tan solo hablando del sistema, con lo que empezare a explicar mi teoría de la “pesadilla”.

Las campañas que llegue a narrar en AD&D 2da edición (2da de aquí en adelante) eran conducidas al heroísmo épico, aun cuando los personajes no pasaban de nivel 10; ciertamente la astucia y habilidades de los jugadores los salvaron de muchas, sin embargo, hay que confesarlo, la muerte les fue perdonada mas de una ocasion tras la pantalla. Al continuar después con una campaña en 4ta edición (me brinque la 3ra) también se llevo a un nivel épico, donde los personajes brillaban como los héroes que eran, como los héroes que comenzaron a ser desde nivel 1 (beneficios de la edición, desde 3ra), aquí empezó a formarse la pesadilla.

Volver a las raices puede ser dificil para muchos...

Volver a las raices puede ser dificil para muchos…

Después vino Neverwinter, una vez mas en 4ta edición, un excelente Setting de campaña, debo decir. Una vez mas las cosas se fueron yendo al alto heroísmo, una vez mas las armaduras brillaban. Sucede con los jugadores que crean personajes de elaborados trasfondos y todos buscan que ese trasfondo sea importante en la historia. Como DM buscas que así sea, es un estado deseable para la historia, pero cuando hay mas de 10 jugadores (lo cual en 4ta edición es muy poco manejable) resulta muy complicado, todos quieren tener el spotligth de la campaña y en una ultima batalla esto resulta… bueno, estresante y frustrante para el DM.

Después de esto, las campañas heroicas quedaron fuera de mi manera de narrar, decido regresar a lo básico, a las historias simples que no salvaran al mundo y, mas importante, a sistemas que generan heroísmo en base a las acciones y la historia y no a los poderes o dotes de los personajes. Esto nos lleva a sistemas como 2da Edición (mi gran favorito) que algunos consideran como un sistema mortal; la pesadilla ya tiene forma.

La pesadilla del granjero viene entonces cuando el estilo de juego cambia (a veces también el sistema, como se vera mas adelante) sin duda, muchos jugadores tienen una especie de miedo a que sus personajes mueran sin llegar a ser los dioses que estaban predestinados a ser por las estrellas. Si una catástrofe de este estilo sucede se sobreviene el enojo y la frustración, producto de cierta aprensión hacia el personaje; lo cual es natural, un poco incorrecto y exagerado, pero normal.

Esto viene de una sola cosa: frustración ante perder. Si, aparece en la pesadilla el fantasma del perder/ganar, un concepto completamente erróneo en un juego de rol. Los jugadores celebran, se congratulan e incluso, en algunas molestas ocasiones, se burlan de los enemigos (y a veces hasta del DM de una manera indirecta aunque muy perceptible) cuando logran vencer a los enemigos y completan los objetivos de su misión; sin embargo no es lo mismo cuando fallan o mueren, ahí es cuando sienten que han perdido, como si se tratase de un videojuego.

¿O será que me estoy haciendo viejo?

¿O será que me estoy haciendo viejo?

¿Solución? No hay por que pensar mucho en ella, realmente no debe ser problema si se habla del tema antes de comenzar cualquier campaña, es decir, el DM debe informar como planea que sea la campaña. Ya sea una serie de aventuras separadas que van pasando; o una historia de dimensiones épicas en la que el mundo esta en juego; o una Sand Box en donde los personajes corren libres y modifican la historia del lugar; cualquiera que sea el caso los jugadores deben estar bien consientes de los alcances que tendrán sus personajes, de la seriedad de la narrativa, la peligrosidad del sistema y todo lo que sea posible saber. Todos los integrantes de la mesa deberían estar de acuerdo con lo que se jugara, en una opinión muy personal, el DM debería tener algo de preferencia, a fin de cuentas el narra y prepara la historia para cada sesión (tarea que puede ser muy compleja y demandante).

En estos días estoy preparando un próximo regreso a 2da edición con una campaña en especial, “Dragon Mountain”, y las inconveniencias no se ha hecho esperar entre los jugadores, la mitad de ellos parecen sufrir de la pesadilla, otra parte parecen emocionados, uno de ellos teme al fracaso del grupo por no trabajar en equipo, otro tuvo una mala experiencia con otro DM y la misma campaña y quiere un rematch. Cuando el momento llegue, habré de plantear los puntos de la campaña, las consideraciones que tendrá el juego, para así tratar de estar todos en la misma sintonía y tratar de que la pesadilla no nos haga trastabillar.

Por lo pronto dejo hasta aquí el tema, no sin antes agradecer su atención, amable lector, y tal vez el tema se reviva después, en base a las próximas experiencias. Por lo pronto solo dejo un tip para todo jugador, en cualquier edición, que enfrente un dragón. Saludos y buenas salvaciones.

original (grandioso) de Dungeon DuTchess

original (grandioso) de Dungeon DuTchess


Legado Fraternal

[participacion para “entre bardos y goblins”; Autor: Kairon T.]

 

Primero y antes que cualquier otra cosa se encontraba el frío, penetrante, igualador, húmedo y blanco.

De entre la oscuridad de la tierra surgieron tres figuras, tres hermanos que buscaban la paz que los hombres y sus guerras no podían darles. Buscaban la redención.

Enfrentaban el hielo, la nieve y la oscuridad con la paciencia de quien disfruta la soledad y la compañía de su sangre. La caza era poca, pero muchos los momentos de paz.

Y así sucedió que en el segundo año de su exilio le sobrevino al menor, al benjamín, la fiebre de la carne. Sufrió sus embates en silencio en la tercera noche, en las tierras yermas, en las tierras de la noche de seis meses. Así, los sueños se convertían en pesadillas que duraban lo que la eternidad de la noche, manos invisibles lo jalaban hacia lo más profundo del hielo, voces tiernas y perversas le murmuraban al oído deseo y placer más allá de los límites del campamento fraternal; si solo se deshiciera de ellos y las siguiera.

El amor fraterno salvo a Mikhail, pues este era el nombre del más joven, de hacer demasiado caso a las voces y cuando por fin el día llegó, las voces y las manos desaparecieron. El día inacabable le dio la paz y le devolvió a su cara la alegría de siempre, y su voz entono canciones como siempre lo había hecho. Pero ya nada era igual.

Los viejos espíritus que siempre habían rodeado a los hermanos se habían ido. Gora, el mayor, el taciturno y sombrío no podía escucharlos más y cuando volteaba a ver a su pequeño hermano sabía que algo en él las había alejado y por primer vez desde que salieron de su aldea, de los territorios de las tribus al sur, sintió odio hacia él.

Sucedió entonces que los recuerdos lo embargaron con la fuerza del pasado que no pudo ser, para enseñarle como él estaba destinado a ser un hombre santo y a que la gente de la aldea y de otras tribus lo siguieran y escucharan y como todo eso había sido esparcido en el olvido como la nieve a través de la planicie.

Los animales también se habían alejado. Cada día resultaba más difícil cazar para comer y guardar para la larga noche que se avecinaba. Marco, el fuerte y ágil hermano del medio que parecía un oso por su estatura y vello se alejaba más y más al poner las trampas y cada vez menos animales caían en ellas pero el seguía alejándose pues le dolía en el corazón ver a sus hermanos así, apartados, cuando siempre habían sido tan unidos y pasaba el tiempo alejado de ellos con el viento y el sol como únicos compañeros.

Entonces el día llego a su fin y en esa primer noche llegó La Desesperanza. Gora y Mikhail chocaron palabras como si fueran espadas mientras Marco les suplicaba que se calmaran y recordaran que estaban ahí los tres juntos y que así debían continuar, que era la única forma de sobrevivir.

Los hermanos se fueron a dormir y cuando despertaron Goran y Marco se encontraron con que Mikhail ya no estaba entre ellos, que sus pertenencias se encontraban ahí, su flauta y sus dibujos pero el ya no estaba con ellos.

Cuando semanas después lo encontraron a la boca de una cueva muy al norte su cuerpo frío parecía dormir aunque tenía la dureza del hielo. Lo envolvieron en mantas y comenzaron su viaje hacia el sur. Su hermano ya no era una amenaza para nadie muerto y los ritos funerarios debían practicarse para facilitar su llegada a las Grandes Planicies.

Así pasaron semanas caminando en la oscuridad dándose solo el mas mínimo descanso para seguir con su peregrinación hacia la tierra de sus padres pero se había adentrado mucho al norte y las tierras en penumbras cubrían todo sin darles oportunidad de reconocer el camino que llevaban recorrido, pero dirigiéndose siempre hacia el sur.

Entre tanto he aquí que las voces de los espíritus que antes permanecían calladas ahora resonaban en la cabeza de Goran advirtiéndole de no acercarse a la civilización, exigiéndole que dejara a su hermano en medio del frio y que lo enterrara profundamente, mas Goran las mandaba callar con lagrimas en los ojos y con gran pesar en su corazón pues sus últimas palabras habían sido pronunciadas en enojo.

Después de un mes de caminar sin descanso se encontraron sin alimento alguno ni animales a los que cazar. Tan solo su amor los impulsaba. La fogata hecha de los últimos trozos de ramas que les quedaban era vacilante y no les proporcionaba calor alguno y cayeron dormidos con su hermano muerto entre ellos.

Entonces fue que entre sueños Goran comenzó a oír una voz familiar que le decía:

Yo también caí dormido así,- la voz comenzó a decir- una vez, cuando huía de mi destino y del daño que les había hecho a mis hermanos. Esa primer noche las voces volvieron y yo las seguí, las seguí sin dormir y sin pensar, sin volver la vista atrás”.

Mis hermanos habían desaparecido de mis pensamientos mientras las voces se hacían una sola que me ordenaba avanzar; una voz de mujer, más dulce que ninguna que antes hubiera oído. Avancé hasta la cueva de donde provenía la voz. Al entrar en ella la voz tomó forma ante mí; forma de mujer.

Se hizo sólida y brillante como el hielo. Sólida, brillante y negra. Esa mujer oscura se acerco a mí, extendió los brazos y me rodeó. Comencé a llorar y sin dejar de hacerlo, le recé; “Tu me hiciste venir aquí en medio del frio y la desolación, yo seguí tu voz como quien sigue al sol y me encontré con tu preciosa oscuridad. Tú me prometiste cálido placer en sueños y ahora me cubres de frías caricias que me hacen temblar. Yo soy joven y tu eres antigua como la noche de la que estas hecha. Yo solo soy el menor de mis hermanos. ¡Diosa!, ¡Madre! ¡Dime tu nombre para poder traerlos conmigo a adorarte! ¡Déjame ser quien te adore y traerlos a ti para que seamos hermanos también en esta comunión!”

Agrado esto a mi señora y me dijo: “Porque has demandado esto y no pediste solo para ti, mis dones serán repartidos entre los que de aquí en delante serán conocidos como Los Tres Hermanos. Yo estaba sola en lo más profundo de la tierra; sin forma, sin conciencia de mi misma hasta que tu corazón y tus pensamientos tocaron mi esencia y le dieron forma. Yo llegué de allende las estrellas, caí antes de que la tierra dejara de humear, cuando todo era solo fuego y ceniza. Yo dormía durante todo este tiempo; fueron tu vida y tus pensamientos los que me alcanzaron, ahora soy Diosa entre tus brazos, pero haré más aún”.

Me abrazó, (nos abrazamos) fuertemente, con su cabeza recostada en mi hombro y la mía en el suyo y nos besamos el cuello profundamente bebiéndonos la vida uno al otro. Ella bebió mi sangre y yo consumí su oscuridad. Cuando terminamos ya no había más Diosa ni Mikhail, solo estaba YO, tirado en el suelo, muriendo, recordando a mis hermanos y sabiendo que me encontrarían.

Pasó poco tiempo hasta que llegaron ustedes, mis hermanos, pero tenía que estar seguro de que merecían la bendición que Mi Señora destinó para nosotros. Pude ver en sus mentes durante todo este tiempo sus íntimos deseos, sus oscuros sueños; sentido su remordimiento y escuchado sus plegarias. Los amo más de lo que antes los amé por ellas pero también descubrí en mí, algo que ni Mi Señora ni yo podíamos saber, la sed por la vida que corre por sus venas, el hipnótico ritmo de la sangre al bombearse.

“Despierta Goran y mira a tu hermano que te habla.”

Entonces fue que Goran, el sombrío hermano mayor, abrió los ojos y vio a su hermano vivo y sonriente, pero el color de sus ojos había cambiado: ahora era de un negro imposiblemente intenso, casi brillante, que contrataba con el color claro des cuando cazaba junto con ellos, sentado de espaldas a la fogata que se hallaba extinta ya.

Con gran calma los dos hermanos se incorporaron hasta quedar frente a frente, en medio del clamor de los espíritus que le avisaban al hermano mayor que huyera, que lo que su había sido su hermano ya no era, su lugar lo ocupaba otro ser. Goran los ignoro y abrazó a Mikhail, su hermano sabiendo que nadie se le podría resistir a esa voz, o a esos ojos y menos aun él que lo amaba. Mikhail tomó el brazo de su hermano y le ofreció el suyo propio con la palma hacia arriba.

Donde antes éramos dos, ahora será uno solo” dijo Mikhail al tiempo de morder la muñeca de su hermano y poner la suya propia en la boca de Goran. La sangre comenzó a abandonar el cuerpo de Goran en grandes oleadas pero en su boca sentía un poder oscuro y dulce que succionaba con fruición, con desenfreno y mientras tanto imágenes de su vida iban pasando; supo que nunca mas oiría a los espíritus pues La Diosa que ahora lo habitaba era mucho más poderosa y antigua que ningún otro espiritú. Sintió como la sangre misma tenia secretos y poderes mas allá de los que había soñado en tener como hombre santo y gimió de placer al saborear al poder y la sangre de su hermano.

Así fue como Marco despertó para encontrar la imagen de sus hermanos lado a lado con la muñeca derecha de uno en la boca del otro, la impresión de ver a su difunto hermano lo hizo gritar con todas sus fuerzas y tratar de quitar de encima a Mikhail de Goran.

Mikhail sujeto la mano de Marco, grande como garra de oso y que en otro tiempo lo hubiera destrozado, con la misma facilidad que a la de un bebé: guiándola hacia la boca de Goran, mientras Goran empujaba su muñeca sangrante entre sus labios.

Un velo rojo cubrió los ojos de Marco: sintió la furia de haber sido obligado a beber la sangre de su hermano y el dolor de la mordida en la muñeca. Trató de zafarse ignorando el dulce poder que comenzaba a llenarlo, sus sentidos registraban todo y a lo lejos oyó los pasos de lobos que acechaban a un alce pastando, sabía que era una hembra por el olor que le llegaba con el viento.

Así continuo la cadena entre los hermanos hasta que los primeros rayos del sol comenzaron a sentirse en la planicie. La temporada de oscuridad estaba por terminar.

El sol los hirió en lo más profundo haciéndolos huir instintivamente de él; La Diosa había sido oscuridad pura, por siempre en lo más profundo de la tierra sin nunca ver el sol. Se enterraron en lo más profundo del permafrost, cavando un solo agujero donde permanecieron abrazados. Seis meses después salían de entre la nieve juntos, llamados por la noche, hambrientos y decididos; caminando hacia el sur sin decir ni tan siquiera una palabra entre ellos hasta que una luz a lo lejos y el olor a sal y aceite en el ambiente, probablemente un campamento ballenero, llamo la atención de Marco.

Los Hermanos avanzaron hacia el campamento siendo cada uno un depredador diferente: Marco feroz y fuerte, Mikhail seductor y bello, y Goran sabio y poderoso.

Ellos siempre habían buscado la paz y la redención pero ahora los colmillos y las gargantas reclamaban sangre para saciarse. La paz tendría que esperar. El tiempo de los cazadores de sangre, de los demonios de la noche estaba a la mano.

Los Hermanos cazaban juntos de nuevo.


Solo los primeros

[participacion para “entre bardos y goblins”; Autor: Álvaro Alejandro Hernández Maya]

Los humanos nos creemos invencibles y dueños de la tierra, e cierta forma hemos llegado hasta la sima del mundo gracias a nuestra inteligencia, la evolución nos ha presentado ese regalo pero nada es para siempre.

¿Y si nosotros fuéramos solo la punta de la flecha?

 ¿Y si solo fuéramos los primeros?

¡Si, todo listo, vámonos!- fue la fina voz de una mujer, poco después el ensordecedor rugido de una motocicleta al arrancar, una moto un vehículo un poco anticuado para los tiempos que se viven pero aun así útil y listas para la aventura, conseguirla fue todo un reto para gente como Iselin, tuvo que cobrar varios favores que le debían para tenerla lista para el viaje , tenia que ir a buscar y encontrar a unos posibles aliados que contactaron con los de la revolución, este era un grupo de personas que se unieron para exigir a los humanos igualdad entre todas las razas de la tierra y reclamar su derecho a su parte de la tierra. Los humanos desprecian a las demás razas se creen superiores solo por haber estado aquí primero que los demás incluso han llegado a tener a nuestros hermanos como esclavos, se creen los mas inteligentes pero ya no son los únicos, ahora ya no solo son ellos en mas parte les agradecemos por ayudarnos a existir pero eso no justifica como nos tratan.

Ahora me dirijo hacia el sur, es mi misión, y voy sola. Apenas estamos iniciando, somos pocos los que somos tan valiente como para pensar en revelarnos y exigir lo que nos corresponde, sabemos que será difícil sabemos que algunos no lograran vivir a para vernos libres, pero valdrá la pena.

Sera un camino largo hasta mi destino, en lo personal soy lo que se llama una fugitiva, los humanos me buscan por diferentes razones así que me tomara mas de un día llegar a mi destino evitar a los satélites que te buscan no es fácil hay que evitar la carreteras importantes para tomos caminos secundarios que llevan años sin usarse así que probablemente entre a lugares inhóspitos, lugares en los que en los personal me siento cómoda será interesante aunque definitivamente mas lento.

Ocho horas de camino y me estoy empezando a cansar. además la gasolina esta por agotarse tendré que llenar el tanque pronto al igual que mis reservas, tendré que pasar por un pueblo para abastecerme de gasolina , seria difícil encontrar una gasolinera que quiera o pueda detentarme existen muy pocas en funcionamiento , al llegar al siguiente pueblo me encuentro algo increíble , en las casas mas alejadas al centro no había absolutamente nada , ni un solo vehículo del cual robar el combustible, con algo de cautela seguí adentrándome hacia el centro del lugar , hubo un momento en el que me tope con una barrera de carros volcados de tal forma que impidieran el paso tanto a personas caminando como a vehículos terrestres , al parecer las personas tenían miedo de algo, saque mi cuchillo de caza y lo clave en el primer tanque que encontré en la barrera puse mi vote para atrapar el liquido que salía del vehículo, repetí el proceso unas cinco veces hasta llenar el tanque y los contenedores de la reserva que llevaba en mi moto.

Escuche un rugido que provenía del otro lado de la barrera y después el sonido de unos pesados pies al correr hacia mi, se detuvo justo del otro lado de la barrera y volvió a rugir con un todo definitivamente de enojo, a lo lejos se escucho la respuesta de sus compañeros y con mis finos oídos capte el trote de creaturas similares que en definitiva venían a por mi. Mi curiosidad me obligo a ver a través de un orificio de entre el montón de vehículos troncos y todo tipo de cosas para esa improvisada estructura, eran unos seres grandes y sumamente fuertes, con un característico tono verde en la piel y colmillos grandes en la mandíbula, por desgracia , me alcanzaron a ver y con ademanes de violencia golpearon hacia mi posición, pensé que serian buenos aliados pero decidí irme yo tenia que ir mas al sur, subí a mi moto y sin mucho pensar arranque hacia el camino que rodeaba al pueblo, ya a una distancia segura marque el lugar en el mapa para des pues volver a ofrecer ayuda y a su ves pedirles apoyo a la causa.

De nuevo en el camino decidí que era suficiente por ese día necesitaba descansar y tenia adolorido la mayor parte del cuerpo por mantener la misma posición tanto tiempo , me alejo un poco de la brecha en la que me encontraba busque un lugar apartado que me proporcionara un escondite y refugio de la naturaleza y de las demás personas me preparo para comer la cena , llevaba con migo provisiones para 2 días pero no estaba seguro si llegaría antes de que se agotaran así que decidí que seria bueno cazar el día siguiente.

La mañana siguiente decido partir al alba, no quería perder mucho tiempo, tenia esa sensación de completa perdida de tiempo cuando no haces algo que contribuya a tu objetivo, el mio lograr igualdad entre las razas y para lograrlo tenia que llegar al lugar de mi misión. Avance unos 300 km antes de decidir que estaba en una buena posición para iniciar la casería, me aleje un poco del camino y baje de la moto para esconderla detrás de unos arbustos y luego la cubrí con lo que encontré a mi alrededor, saque mi arco y me coloque el carcaj a la espalda. Me tomo un par de horas encontrar huellas de un venado, al parecer seria una presa fácil, aunque la huellas eran de 2 días de antigüedad creo que podría al casar al animal , al parecer cojeaba de la pierna trasera mi única preocupación era que no fuera lo suficientemente rápida para ganárselo a los otros depredadores de la zona, cuando las huellas parecían tener un día de existencia me percate que no era la una persona que estaba en búsqueda de mi venado ,acelere el paso de inmediato, esas huellas me llevaban 2 horas de ventaja y aunque no era mucho parecía que el también llevaba prisa. Pronto me encontré en un pequeño riachuelo y note como el animal se había detenido a beber suerte para mi que el otro cazador no había llegado a tiempo porque ese hubiera sido el momento perfecto para atacar, ya estaba muy cerca mire a mi alrededor y a 300 metros de distancia alcance a distinguirlo con sigilo pero velocidad decidí seguirlo no tenia tiempo para acorralarlo además si lo mataba yo seria mi presa y no la de otro.

Me coloque a distancia de tiro, tense mi cuerda, el animal estaba de espaldas y no tenia tiro hacia su corazón así que apunte al cuello , si le lograba dar en el lugar correcto el animal se desangraría en un minuto tiempo suficiente para correr a él y reclamar mi botín. Sin más demora dispare.

Para mi sorpresa mi tiro no logro desgarrar la arteria que pensaba al parecer la flecha no llevaba la suficiente velocidad para hacerlo, de pronto se escucho un ¡BANG¡ el sonido de un rifle y como el ciervo caía suelo justo cuando iniciaba su carrera de huida, yo ya estaba a la mitad del camino para ese momento, llegue antes al lugar y de inmediato saque mi cuchillo de caza, pero me detuve en seco , como era posible que hubiera cometido un error tan importante, no sabia donde estaba el otro atacante estaba completamente a su merced, saque mi arco tense una flecha y escudriñe la zona de donde había provenido el disparo. Para mi sorpresa despacio calmado con una risa entre dientes se dirigía hacia mi hombre de mi raza, orejas puntiagudas , ojos penetrantes y absolutamente bellos , estilizada forma, y además excelente cazador ,no cabía duda de que no era humano. Llevaba un puesto una chaqueta posiblemente confeccionada por el mismo, de cuero negro, pantalones del mismo color, aunque algo sucio y con olor a tierra.

Esta es mi presa – declaro rápidamente.

A mi parecer yo fui el que mato al animal– declara sin expresión de enojo en el rostro.

Si, efectivamente me la robaste descaradamente– digo sin mucho convencimiento al recordar que hace 10 segundos eso era exactamente yo estaba planeando hacer.

Bueno al parecer eres testaruda y no sederas al animal así que mejor hay que llegar a acuerdo. – Dice de manera tan amable que me empiezo a enojar– un propongo que compartamos la carne, ¿te parece bien?

Esta bien – contesto, mientras medito que seria la mejor forma de que acabara la situación además no somos muchos los de mi tipo no me gustaría matar a este hombre.

Comenzamos a partir el animal y quitarle la carne de los hueso , al final llegamos aun acuerdo para que cada quien pudiera que darse con la mitad , envuelvo mi parte en un material que alguna vez robe y que me pareció seria muy útil en situaciones como esta, eran laminas de plástico recubiertas un material que tenia varias cualidades sorprendentes entre ellas impedía el crecimiento de bacterias en su superficie y mantenía fresco y frio a los alimentos, cuando le mostré lo que había conseguido a uno de mis amigos, un enano al que le fascinaba la ciencia se puso absolutamente celoso de que yo lo tuviera , trato de obtenerlo por todos los medios incluso intento robármelo una vez mientras dormía, por suerte para mi alcance a oírlo y como venganza lo colgué de los pies en el balcón de donde dormíamos, cuando al fin logro bajar de allí le prometí que le conseguiría grafeno en cuanto tuviera la oportunidad. Una sonrisa se formo en mi rostro al recordar aquellas experiencias.

Al terminar no sabia si despedirme o simplemente irme, opte por la segunda opción, después podría anotar la zona en el mapa, aunque tal vez no lo volvería a encontrar, no podía contarle de lo nuestro a cualquier persona, esa era parte de la misión revisar si a los que nos contactaron eran realmente los que dicen ser y quieren un cambio, o si solo quieren sabotearnos. Para mi sorpresa me siguió

¿Por qué me sigues?

Mi cabaña es para esa dirección – señalan el lugar del que ambos venimos – por cierto me llamo Giordell – me dice mientras me extiende su mano, a la que veo de reojo mientras sigo caminando, decido ignorarla – ya esta anocheciendo y me preguntaba si tal vez no tuvieras donde dormir, podrías ir mi choza allí podrás descansar caliente y cómodo ¿Qué te parece?

Bueno pero solo esta noche – contesto des pues de pensarlo un par de minutos, no me aria daño dormir cómoda una noche además el chico me empezaba a agradar – pero primer tengo que pasar por mi moto

Me parece excelente – contesta entusiasmada– siempre e querido manejar una de esas.

Cuando por fin llegamos a donde esta mi moto, lo invito a subirse a ni moto solo por amabilidad ,bueno también por que no quería seguirlo hasta su cabaña a un lento paso.

Al llegar a u casa me invito una cerveza y me ofreció su cama, me conto varias de sus anécdotas de cacería y como había llevado todos los muebles desde el pueblo mas cercano a unos 15Km hasta allí después de que encontrara esa cabaña abandonada hace mucho tiempo, de mi parte le conté hacia donde me dirigía aunque no mencione nada acerca de la revolución. Después de eso ambos nos fuimos a dormir.

A la mañana siguiente muy temprano y sigilosamente decidí que era tiempo de irme, al llegar a la moto descubrí que Giordell estaba a un lado de ella.

¿Que haces aquí?,

He decidido acompañarte.

Continuara…


El dueño del Tomo Negro

[participacion para “entre bardos y goblins”; Autor: Lord Strhad ]

El automóvil se detuvo y el detective Malone descendió de él. En el sitio se encontraba la parafernalia habitual: varias patrullas con las torretas encendidas, oficiales uniformados manteniendo alejados a los curiosos, forenses tomando muestras, algunos testigos rindiendo su declaración, un par de bomberos explicando lo que encontraron al llegar, y una ambulancia a la espera de retirar el cuerpo. Mentalmente repasó la información que recibió por la radio del despachador. Algunos transeúntes habían reportado un grito aterrador, y posteriormente se observó humo saliendo de una decrépita tienda de libros. Los primeros oficiales en la escena y el equipo de bomberos que acudieron a controlar el fuego, descubrieron con horror un cuerpo semicalcinado, y un sospechoso oculto entre los estantes. Malone supuso que se encontraba ante un robo que había salido mal; pero cuando entró y observó al hombre que custodiaban los oficiales, sintió un escalofrío que no pudo explicar.

-Yo te conozco.- le dijo el detective sin mayores rodeos.

El sujeto levantó la vista con aire de resignación, y sonrió sin humor.

-Claro que si. Me interrogó hace un par de meses.-

Malone lo observó detenidamente, y finalmente reconoció el rostro debajo de aquel hollín. “¡Dios, como ha envejecido!” pensó.

* * * *

Dos meses atrás.

Samuel Crawford depositó sus valijas frente a la puerta de la casa y pagó la tarifa acordada al taxista. Cuando esté se marchó, Samuel se dio un tiempo para estudiar la lujosa casa de dos plantas. Definitivamente a su hermano Arthur le iba bastante bien. Sonrió al pensar en él; no se veían desde hace tres años, desde cuando él se marchó para estudiar en la universidad. Se mantenían en contacto, pero el trabajo de Arthur y los deberes de Samuel los habían mantenido separados, hasta que finalmente llegaron las vacaciones y su hermano pudo hacer un espacio en su agenda.

Arthur le había advertido que quizá llegaría tarde debido a ciertos compromisos, así que Samuel no se molestó en llamar a la puerta. Siguiendo las instrucciones de su hermano, encontró una llave oculta y luego de teclear un código para desactivar la alarma, entró.

El interior de la mansión era lo que se podía esperar de la residencia de un hombre soltero y con mucho dinero. Muebles elegantes y sobrios, alfombras y cortinas costosas, diversas obras de arte en los lugares donde se podía esperar; y sin embargo se podía sentir que algo faltaba. “Carece de calor de hogar” pensó con cierta tristeza. De pronto escuchó la puerta principal y los pasos de alguien.

-¡Arthur, que gusto ver…!-

Samuel no terminó su frase y la sonrisa de su rostro se borró por completo. No se trataba de su hermano, sino de un anciano de aspecto lastimero y miserable. Delgado más allá de lo que parecía saludable, con una piel apergaminada y cubierta de manchas hepáticas, algunos mechones de cabello que se rehusaban a caer de su cráneo, desdentado, encorvado y con la mirada vidriosa. Usaba una ropa costosa, pero que obviamente había sido diseñada para alguien de mayor estatura y peso. En cuanto lo divisó, el viejo avanzó hacia él con una expresión, mezcla de dolor y esperanza, pero para el joven, había algo siniestro detrás de aquella mueca.

 –¡Samuel!

-Disculpe, ¿lo conozco?

-¡Soy yo, Arthur!- le dijo entre sollozos.- Soy tu hermano, ¡y me estoy muriendo!

* * * *

 Tres días antes.

Arthur colgó su teléfono celular y sonrió complacido. Esa mañana había cerrado un trato millonario y su hermano acababa de confirmar su visita el siguiente sábado; la vida no podía ser mejor. Unos instantes después, mientras caminaba a lo largo de las concurridas calles neoyorkinas, no pudo evitar pensar en lo mucho que había cambiado su vida en aquellos diez años. Después de la muerte de sus padres, debió abandonar la escuela de leyes para sostener a su hermano menor. Y sin embargo, aquel evento desafortunado se convirtió en el inicio de su buena fortuna. El hombre para el que trabajaba como archivista era un amante del arte, afición que los dos compartían. Gracias a ese hombre, Arthur aprendió las técnicas del negocio del comercio de arte, y en menos de dos años se había convertido en un exitoso mercader. Logró juntar suficiente dinero para enviar a su hermano a estudiar medicina, y comprar para sí mismo una lujosa casa cerca de Central Park. Ahora, no había ninguna celebridad en Nueva York que no acudiera a él para incrementar sus colecciones.

Dejó atrás sus recuerdos. Había llegado a su destino, una vetusta librería en el barrio de Queens. Se trataba de un pequeño local hecho de ladrillo, de una sola planta. Era una estructura vieja, quizá del siglo diecinueve o principios del veinte. Arthur pensó que de no ser por su contacto que le recomendó visitar ese lugar, jamás habría puesto un pie ahí. El interior era sombrío, apenas iluminado por una vieja bombilla eléctrica que parpadeaba ocasionalmente. Un total de doce estanterías de madera apolillada mostraban decenas de volúmenes de diversas épocas. Arthur comenzó a examinarlos uno por uno, al principio sin muchas esperanzas, pero después de unos minutos ya había localizado tres ejemplares que complacerían a sus clientes. Sin embargo, su emoción y asombro crecieron de sobremanera cuando descubrió, en el extremo más oculto de la tienda, un viejo tomo encuadernado en piel negra. El comerciante lo inspeccionó y cuidadosamente recorrió sus páginas. Recordaba haber escuchado rumores sobre su existencia, pero jamás creyó tener un ejemplar entre sus manos. Si sus sospechas eran correctas, se trataba de una copia del nefasto Tomo Negro de Alsophocus, un infame libro de magia nigromántica escrito en el siglo XVI, y que encabezó la lista de libros prohibidos por el Vaticano durante siglos, hasta que presuntamente el último ejemplar fuera quemado en 1820. Arthur colocó los cuatro ejemplares sobre el mostrador e inquirió el precio. El dueño de la librería, un anciano de aspecto desagradable, separó los tres primeros y mencionó lo que pedía por ellos, una cantidad muy razonable, considerando que Arthur fácilmente podría pedir seis o siete veces esa cantidad por cada uno. Pero para su sorpresa, se negó rotundamente a vender el Tomo Negro y lo devolvió a su sitio. Arthur en vano insistió en su deseo de adquirir el ejemplar, el viejo rechazó todas sus ofertas afirmando que jamás se separaría de él.

Molesto y algo decepcionado, el comerciante se dispuso a abandonar el local, cuando se percató de que el librero se encontraba distraído. Siguiendo un impulso, se apoderó del ejemplar y lo ocultó bajo su brazo. Arthur avanzó nervioso durante algunas cuadras, esperando escuchar en cualquier momento los gritos del viejo pidiendo ayuda y acusándolo de robo, pero eso no sucedió. Arthur tomó el primer taxi que encontró y se dirigió directamente a casa.

Excitado, hojeó los tres primeros libros. No le quedaba duda de su autenticidad, aunque de cualquier modo debería llevarlos con un experto para asegurarse de que no se trataban de unas elaboradas falsificaciones. Y entonces llegó el momento de examinar el tomo encuadernado en piel negra. Con cierta reverencia, Arthur pasó sus dedos por la cubierta, que mostraba como única marca un diamante de color sangre al centro de la misma. Se rumoraba que el ejemplar original había sido escrito por un infame nigromante, y que lo encuadernó en piel humana. Además se decía que el alma del autor había quedado atrapada dentro de sus páginas. El joven se tomó un instante, deleitándose al pensar en las elevadas cifras que pagarían algunas celebridades por ese ejemplar. Comenzó a pasar las hojas y estudió su contenido. Se trataba de una mezcla de frases en latín, alemán antiguo, y un lenguaje que no reconoció. Pero no le importaba. Trataba de llenar los espacios que no comprendía con sus propios conocimientos. Al principio se sintió ofendido por lo que leyó: juramentos hacia entidades de otros mundos, sangrientos rituales para comunicarse con seres de otros planos de existencia, pactos con demonios y maldiciones. Pero a pesar de su rechazo inicial, no dejó de leer. Pasaba una página tras otra, cada vez más y más intrigado. Y cuando finalmente cerró el libro, se sorprendió al darse cuenta que ya había amanecido.

En su fuero interno decidió que no vendería el libro. Autentico o no, lo conservaría para sí mismo, lo estudiaría y trataría de resolver sus misterios. Quizá incluso experimentaría con alguna de las formulas para ver si realmente funcionaban.

Sin siquiera mudarse de ropa, acudió puntual a su cita con el profesor Pickman, curador de la Biblioteca Metropolitana, y experto en libros antiguos. Si ese hombre declaraba que los tres volúmenes eran legítimos, ganaría una pequeña fortuna con ellos. Regresó a su hogar alrededor del medio día, y a pesar de sentirse agotado y hambriento, no resistió sentarse nuevamente y echar un nuevo vistazo al libro. Se sorprendió al descubrir que algunos de los pasajes que el día anterior le habían parecido oscuros e indescifrables, ahora los podía leer con mayor facilidad. El lenguaje desconocido, aunque no lograba recordar su origen, le parecía más familiar. Arthur se convenció de que si lograba dedicar más tiempo a la lectura, lograría traducirlo por completo y este pensamiento lo estimuló.

Nuevamente, al llegar a la última página del tomo, sus ojos se percataron de un leve rayo de luz que se filtraba por la ventana del estudio. No se trataba del ocaso, sino de un amanecer; se había vuelto a quedar despierto toda la noche, inmerso en la lectura. Se puso de pie con dificultad y tuvo que apoyarse contra la pared. Se sentía extrañamente agotado, y cada movimiento le suponía un gran esfuerzo. “Debo descansar y darme una ducha” pensó.

Como pudo llegó hasta su habitación y comenzó a desvestirse. De pronto su vista se fijó en la mano que torpemente intentaba desabotonar su camisa. Era huesuda, con principios de artritis reumatoide en sus articulaciones, y cubierta de manchas hepáticas. Asustado, corrió al baño y se miró al espejo. La imagen que se reflejaba en el cristal, no era la de Arthur Crawford, sino la de un hombre de setenta u ochenta años, con el cabello completamente cano y el rostro cubierto de arrugas.

-¿Qué demonios está sucediendo?- gritó.

De pronto, el timbre del teléfono comenzó a repiquetear. Aún en su estado de confusión, el comerciante atinó a responder. Escuchó la animosa voz de su hermano al otro extremo, informándole la hora de su llegada.

Es perfecto, Sam.- le dijo intentando escucharse tranquilo y optimista.- Oye, escucha, debo atender un asunto personal, así que quizá llegues primero. Tengo una llave oculta en una maceta y la clave de la alarma es 20081890. Yo llegaré después, ¿de acuerdo?

Se despidió de su hermano y colgó. A continuación, recogió el libro y salió rumbo a la librería.

Durante el trayecto, Arthur sólo podía pensar que su condición se debía al hecho de haber robado el libro a su legítimo dueño. Confiaba en que el dueño aceptaría el tomo de vuelta y le ayudaría a restaurar su aspecto. Después de todo, ningún daño estaba hecho. Pero al momento de entrar, supo que algo no estaba bien. Detrás del mostrador no se encontraba el viejo librero, sino un desconocido de edad madura que distraídamente desempolvaba algunos tomos.

¿Puedo ayudarle en algo?- inquirió en cuanto se percató de su presencia.

Por alguna razón, Arthur sintió un escalofrío al escuchar esa voz; a pesar de su tono educado, podía percibir cierto tono de crueldad en su manera de hablar.

-Busco al dueño.- respondió.
-Oh, lo siento muchísimo. Se trataba de mi abuelo, y por desgracia falleció hace tres días.

Arthur cerró los ojos y se sintió hundirse en la desesperación.

 –Por favor, ¡ayúdeme!

-Quizá si me explica lo que desea, podría hacerlo.-

El mercader contó todo al librero sin omitir ningún detalle. Lloró un poco al terminar y colocó el libro sobre el mostrador. Pero lo que sucedió a continuación, fue como un balde de agua fría cayéndole en la cara. El extraño se apoderó del volumen y comenzó a reír como un maniaco.

 -¡Estúpido! ¿Creías poder venir y robarme sin consecuencias?-

Arthur lo miró por unos momentos antes de comprender.

 –¿Usted?

-Te advertí que jamás me separaría de él.

Pero no hay ningún daño. Tiene el libro de regreso. ¡Por favor!…-

-¡Idiota! Has jugado con poderes más allá de tu comprensión y ahora tendrás que pagar las consecuencias. Tu crimen será mi recompensa. ¡Ai Ai Cthulhu, Ai Ai Nyarlathotep!

* * * * *

Samuel observaba con ansiedad la entrada de la vetusta librería desde la acera de enfrente. A pesar de todo lo ocurrido y lo que había averiguado, aún no encontraba el valor para ingresar. Todo aquello le parecía irreal, producto de un mal sueño.

Evocó la imagen de aquel extraño viejo en el recibidor de la casa de su hermano, hablándole con tanta familiaridad, afirmándole que se trataba de Arthur, narrándole aquella historia increíble sobre un libro maldito y su siniestro dueño. Samuel trataba de encontrar alguna lógica en lo que sucedió a continuación; el anciano se desplomó en el suelo y comenzó a jadear incontrolablemente. A pesar de ser tan sólo un estudiante, Sam supo reconocer en este hecho que el desconocido se encontraba agonizante. Ante sus ojos incrédulos el cuerpo se consumía, envejeciendo a una velocidad imposible. Por un instante, Samuel no supo cómo reaccionar; nada en su vida, ni como estudiante de medicina, lo había preparado para algo así. Por fin, tomó el teléfono y llamó al 911.

Los paramédicos llegaron en pocos minutos, pero no había nada que hacer. El cuerpo del extraño se convirtió en un montón de restos momificados. Le siguieron días de angustia y acoso. Un grupo de detectives, encabezados por un tal Malone, lo interrogaron incesantemente, tratando de descifrar lo ocurrido. Por supuesto, la historia que Samuel les contó, era imposible de creer y la policía sospechaba de algún juego sucio. Pero no había forma de confirmar que él estuviera involucrado en alguna actividad ilícita, los decanos de la universidad confirmaron su declaración y no se pudo asociar al anciano con ningún crimen. Sus dedos estaban tan deteriorados que fue imposible obtener una impresión de huellas legibles, su ADN no aparecía en CODIS, y la pérdida de su dentadura hacía imposible una comparación con algún registro. Finalmente Samuel fue puesto en libertad por no existir pruebas de un delito que perseguir.

Arthur seguía sin aparecer y su hermano decidió no regresar a la universidad hasta averiguar toda la verdad. A pesar de que su mente racional le decía que era una fantasía absurda, decidió verificar la historia que el anciano le narrara antes de morir.

Ahora, a tan sólo unos metros de distancia, Samuel dudaba si debía continuar o no. A pesar de que muchas de sus investigaciones corroboraban fragmentos del relato del viejo, una parte de él se negaba a aceptar los hechos como reales. Aspiró profundamente y se decidió. Si había ido tan lejos, debía llegar hasta el final de aquello, aunque significara renunciar a todo lo que consideraba real y cierto. A modo de darse valor, acarició un encendedor que llevaba dentro del bolsillo de su abrigo y atravesó la calle.

* * * * *

Malone terminó de escuchar el relato de Samuel Crawford y meneó la cabeza. Les indicó a los oficiales que lo retiraran y lo condujeran a la comisaria. Otro de los detectives se le aproximó a Malone.

 –¿Qué opinas?

Si cree que esa historia le funcionara en un alegato de locura, se va a llevar un chasco. Opino que intentó robar algunos libros para su hermano y el dueño lo descubrió. Crawford simplemente lo mató.

Pues no creo que fuera tan simple.

¿De qué estás hablando?

Los forenses no encuentran ningún arma. De hecho, opinan que el hombre se incendió desde adentro.

Malone encaró a su compañero con una expresión escéptica.

 –¿De qué demonios estás hablando? Eso es imposible.

Entonces explica cómo un cuerpo se consume casi por completo, pero nada más sufrió daño a su alrededor.

Quizá lo obligó a tragar gasolina.

El otro detective le sonrió de manera socarrona.

-Bueno, supongo que lo sabremos durante la autopsia.-

Su compañero se retiró y dejó a Malone con sus pensamientos. El detective volvió a examinar la escena del crimen. En realidad, sólo encontró algunas manchas oscuras donde se encontró el cadáver, lo cual no parecía posible. Entonces se le ocurrió que tal vez, por muy desagradable que pudiera parecer, Samuel había movido el cadáver. Comenzó a registrar el lugar cuidadosamente y se emocionó cuando descubrió los restos de otro incendio. Pero su alegría desapareció pronto. Se trataba de los restos carbonizados de un viejo libro encuadernado en piel. En la portada, todavía se apreciaba la imagen de un diamante de color rojizo.

Malone levantó los residuos y casi de inmediato los dejó caer, abandonando el lugar lo más rápido que pudo. Debajo del tomo carbonizado descubrió lo que en principio creyó un dibujo, aunque al examinarlo se percató que ningún pigmento había sido utilizado en las lozas del piso. Ningún artista habría sido capaz de trazar aquello: la imagen de un rostro, sufriendo de los tormentos del infierno.

FIN