Solo los primeros

[participacion para “entre bardos y goblins”; Autor: Álvaro Alejandro Hernández Maya]

Los humanos nos creemos invencibles y dueños de la tierra, e cierta forma hemos llegado hasta la sima del mundo gracias a nuestra inteligencia, la evolución nos ha presentado ese regalo pero nada es para siempre.

¿Y si nosotros fuéramos solo la punta de la flecha?

 ¿Y si solo fuéramos los primeros?

¡Si, todo listo, vámonos!- fue la fina voz de una mujer, poco después el ensordecedor rugido de una motocicleta al arrancar, una moto un vehículo un poco anticuado para los tiempos que se viven pero aun así útil y listas para la aventura, conseguirla fue todo un reto para gente como Iselin, tuvo que cobrar varios favores que le debían para tenerla lista para el viaje , tenia que ir a buscar y encontrar a unos posibles aliados que contactaron con los de la revolución, este era un grupo de personas que se unieron para exigir a los humanos igualdad entre todas las razas de la tierra y reclamar su derecho a su parte de la tierra. Los humanos desprecian a las demás razas se creen superiores solo por haber estado aquí primero que los demás incluso han llegado a tener a nuestros hermanos como esclavos, se creen los mas inteligentes pero ya no son los únicos, ahora ya no solo son ellos en mas parte les agradecemos por ayudarnos a existir pero eso no justifica como nos tratan.

Ahora me dirijo hacia el sur, es mi misión, y voy sola. Apenas estamos iniciando, somos pocos los que somos tan valiente como para pensar en revelarnos y exigir lo que nos corresponde, sabemos que será difícil sabemos que algunos no lograran vivir a para vernos libres, pero valdrá la pena.

Sera un camino largo hasta mi destino, en lo personal soy lo que se llama una fugitiva, los humanos me buscan por diferentes razones así que me tomara mas de un día llegar a mi destino evitar a los satélites que te buscan no es fácil hay que evitar la carreteras importantes para tomos caminos secundarios que llevan años sin usarse así que probablemente entre a lugares inhóspitos, lugares en los que en los personal me siento cómoda será interesante aunque definitivamente mas lento.

Ocho horas de camino y me estoy empezando a cansar. además la gasolina esta por agotarse tendré que llenar el tanque pronto al igual que mis reservas, tendré que pasar por un pueblo para abastecerme de gasolina , seria difícil encontrar una gasolinera que quiera o pueda detentarme existen muy pocas en funcionamiento , al llegar al siguiente pueblo me encuentro algo increíble , en las casas mas alejadas al centro no había absolutamente nada , ni un solo vehículo del cual robar el combustible, con algo de cautela seguí adentrándome hacia el centro del lugar , hubo un momento en el que me tope con una barrera de carros volcados de tal forma que impidieran el paso tanto a personas caminando como a vehículos terrestres , al parecer las personas tenían miedo de algo, saque mi cuchillo de caza y lo clave en el primer tanque que encontré en la barrera puse mi vote para atrapar el liquido que salía del vehículo, repetí el proceso unas cinco veces hasta llenar el tanque y los contenedores de la reserva que llevaba en mi moto.

Escuche un rugido que provenía del otro lado de la barrera y después el sonido de unos pesados pies al correr hacia mi, se detuvo justo del otro lado de la barrera y volvió a rugir con un todo definitivamente de enojo, a lo lejos se escucho la respuesta de sus compañeros y con mis finos oídos capte el trote de creaturas similares que en definitiva venían a por mi. Mi curiosidad me obligo a ver a través de un orificio de entre el montón de vehículos troncos y todo tipo de cosas para esa improvisada estructura, eran unos seres grandes y sumamente fuertes, con un característico tono verde en la piel y colmillos grandes en la mandíbula, por desgracia , me alcanzaron a ver y con ademanes de violencia golpearon hacia mi posición, pensé que serian buenos aliados pero decidí irme yo tenia que ir mas al sur, subí a mi moto y sin mucho pensar arranque hacia el camino que rodeaba al pueblo, ya a una distancia segura marque el lugar en el mapa para des pues volver a ofrecer ayuda y a su ves pedirles apoyo a la causa.

De nuevo en el camino decidí que era suficiente por ese día necesitaba descansar y tenia adolorido la mayor parte del cuerpo por mantener la misma posición tanto tiempo , me alejo un poco de la brecha en la que me encontraba busque un lugar apartado que me proporcionara un escondite y refugio de la naturaleza y de las demás personas me preparo para comer la cena , llevaba con migo provisiones para 2 días pero no estaba seguro si llegaría antes de que se agotaran así que decidí que seria bueno cazar el día siguiente.

La mañana siguiente decido partir al alba, no quería perder mucho tiempo, tenia esa sensación de completa perdida de tiempo cuando no haces algo que contribuya a tu objetivo, el mio lograr igualdad entre las razas y para lograrlo tenia que llegar al lugar de mi misión. Avance unos 300 km antes de decidir que estaba en una buena posición para iniciar la casería, me aleje un poco del camino y baje de la moto para esconderla detrás de unos arbustos y luego la cubrí con lo que encontré a mi alrededor, saque mi arco y me coloque el carcaj a la espalda. Me tomo un par de horas encontrar huellas de un venado, al parecer seria una presa fácil, aunque la huellas eran de 2 días de antigüedad creo que podría al casar al animal , al parecer cojeaba de la pierna trasera mi única preocupación era que no fuera lo suficientemente rápida para ganárselo a los otros depredadores de la zona, cuando las huellas parecían tener un día de existencia me percate que no era la una persona que estaba en búsqueda de mi venado ,acelere el paso de inmediato, esas huellas me llevaban 2 horas de ventaja y aunque no era mucho parecía que el también llevaba prisa. Pronto me encontré en un pequeño riachuelo y note como el animal se había detenido a beber suerte para mi que el otro cazador no había llegado a tiempo porque ese hubiera sido el momento perfecto para atacar, ya estaba muy cerca mire a mi alrededor y a 300 metros de distancia alcance a distinguirlo con sigilo pero velocidad decidí seguirlo no tenia tiempo para acorralarlo además si lo mataba yo seria mi presa y no la de otro.

Me coloque a distancia de tiro, tense mi cuerda, el animal estaba de espaldas y no tenia tiro hacia su corazón así que apunte al cuello , si le lograba dar en el lugar correcto el animal se desangraría en un minuto tiempo suficiente para correr a él y reclamar mi botín. Sin más demora dispare.

Para mi sorpresa mi tiro no logro desgarrar la arteria que pensaba al parecer la flecha no llevaba la suficiente velocidad para hacerlo, de pronto se escucho un ¡BANG¡ el sonido de un rifle y como el ciervo caía suelo justo cuando iniciaba su carrera de huida, yo ya estaba a la mitad del camino para ese momento, llegue antes al lugar y de inmediato saque mi cuchillo de caza, pero me detuve en seco , como era posible que hubiera cometido un error tan importante, no sabia donde estaba el otro atacante estaba completamente a su merced, saque mi arco tense una flecha y escudriñe la zona de donde había provenido el disparo. Para mi sorpresa despacio calmado con una risa entre dientes se dirigía hacia mi hombre de mi raza, orejas puntiagudas , ojos penetrantes y absolutamente bellos , estilizada forma, y además excelente cazador ,no cabía duda de que no era humano. Llevaba un puesto una chaqueta posiblemente confeccionada por el mismo, de cuero negro, pantalones del mismo color, aunque algo sucio y con olor a tierra.

Esta es mi presa – declaro rápidamente.

A mi parecer yo fui el que mato al animal– declara sin expresión de enojo en el rostro.

Si, efectivamente me la robaste descaradamente– digo sin mucho convencimiento al recordar que hace 10 segundos eso era exactamente yo estaba planeando hacer.

Bueno al parecer eres testaruda y no sederas al animal así que mejor hay que llegar a acuerdo. – Dice de manera tan amable que me empiezo a enojar– un propongo que compartamos la carne, ¿te parece bien?

Esta bien – contesto, mientras medito que seria la mejor forma de que acabara la situación además no somos muchos los de mi tipo no me gustaría matar a este hombre.

Comenzamos a partir el animal y quitarle la carne de los hueso , al final llegamos aun acuerdo para que cada quien pudiera que darse con la mitad , envuelvo mi parte en un material que alguna vez robe y que me pareció seria muy útil en situaciones como esta, eran laminas de plástico recubiertas un material que tenia varias cualidades sorprendentes entre ellas impedía el crecimiento de bacterias en su superficie y mantenía fresco y frio a los alimentos, cuando le mostré lo que había conseguido a uno de mis amigos, un enano al que le fascinaba la ciencia se puso absolutamente celoso de que yo lo tuviera , trato de obtenerlo por todos los medios incluso intento robármelo una vez mientras dormía, por suerte para mi alcance a oírlo y como venganza lo colgué de los pies en el balcón de donde dormíamos, cuando al fin logro bajar de allí le prometí que le conseguiría grafeno en cuanto tuviera la oportunidad. Una sonrisa se formo en mi rostro al recordar aquellas experiencias.

Al terminar no sabia si despedirme o simplemente irme, opte por la segunda opción, después podría anotar la zona en el mapa, aunque tal vez no lo volvería a encontrar, no podía contarle de lo nuestro a cualquier persona, esa era parte de la misión revisar si a los que nos contactaron eran realmente los que dicen ser y quieren un cambio, o si solo quieren sabotearnos. Para mi sorpresa me siguió

¿Por qué me sigues?

Mi cabaña es para esa dirección – señalan el lugar del que ambos venimos – por cierto me llamo Giordell – me dice mientras me extiende su mano, a la que veo de reojo mientras sigo caminando, decido ignorarla – ya esta anocheciendo y me preguntaba si tal vez no tuvieras donde dormir, podrías ir mi choza allí podrás descansar caliente y cómodo ¿Qué te parece?

Bueno pero solo esta noche – contesto des pues de pensarlo un par de minutos, no me aria daño dormir cómoda una noche además el chico me empezaba a agradar – pero primer tengo que pasar por mi moto

Me parece excelente – contesta entusiasmada– siempre e querido manejar una de esas.

Cuando por fin llegamos a donde esta mi moto, lo invito a subirse a ni moto solo por amabilidad ,bueno también por que no quería seguirlo hasta su cabaña a un lento paso.

Al llegar a u casa me invito una cerveza y me ofreció su cama, me conto varias de sus anécdotas de cacería y como había llevado todos los muebles desde el pueblo mas cercano a unos 15Km hasta allí después de que encontrara esa cabaña abandonada hace mucho tiempo, de mi parte le conté hacia donde me dirigía aunque no mencione nada acerca de la revolución. Después de eso ambos nos fuimos a dormir.

A la mañana siguiente muy temprano y sigilosamente decidí que era tiempo de irme, al llegar a la moto descubrí que Giordell estaba a un lado de ella.

¿Que haces aquí?,

He decidido acompañarte.

Continuara…

Anuncios

One response to “Solo los primeros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: