Neverwinter, La joya del Norte

Estoy cerca de comenzar una mesa de D&D con el setting de Neverwinter, del cual me gustaría hacer un review, pero antes, me estoy dedicando a traducir cierta información que es bueno que los jugadores conozcan, en este caso, la Historia del salvaje Norte de la costa de la espada. Y bueno sin mas preámbulos aquí la historia directamente del setting de Neverwinter de D&D 4ta edicion.

bienvenidos a Nunca Invierno

bienvenidos a Nunca Invierno

La Joya del Norte

Gente de Neverwinter! Estoy aquí no como un conquistador, si no como un protector. Los soldados que traigo vienen a reforzar las defensas que ustedes han sufrido por mantener, y para detener la anarquía que amenaza todo lo que ya han logrado. Juntos, haremos mas que reconstruir. Haremos juntos un Nuevo Neverwinter!

-Dagult Neverember, Lord Protector

En medio del desierto y el salvajismo del Norte, Neverwinter se presentaba como un faro de civilización y calidez. Incluso después de que la Plaga de Conjuros sacudiera el mundo, la Joya del Norte perdió poco de su brillo. La destrucción de la ciudad, por lo tanto, sorprendió a muchos cuando ocurrió, a pesar de los augurios que adviertan de un peligro inminente. Vagas profecías y eventos extraños parecían simples sombras de la Plaga, pero nada mas. Ni siquiera los temblores de tierra que empezaron a crear disturbios en el área hubieran podido sacudir la fe de los ciudadanos en un futuro brillante.

Así, el Monte Hotenow, muy dentro del Bosque Neverwinter, despertó con el poder de un Dios furioso. Poco o nada podía hacer la ciudad ante tal enemigo. La tierra se abrió y rompió Distritos enteros se estremecieron y hundieron mientras otras áreas se levantaron formando súbitas colinas. El río, una corriente tibia durante todo el invierno, estalló en silbidos de vapor y lava hirviente mientras nubes de ceniza rugían por las calles como un ejército que avanza imparable. Miles perdieron sus vidas mientras Neverwinter moría ese día

Lentamente, la vida ha ido regresando a este devastado paisaje. Muchos esperan reconstruir lo que se ha perdido, pero un igual numero ve la tragedia como una oportunidad para hacerse de lo mas que puedan. Sin embargo, aquellos que escarban la vida en la marcada ciudad no ven la infección por debajo de la costra. Bajo sus propias narices, debajo de sus pies, e incluso al susurro del oído, fuerzas oscuras batalla entre sí por el control de la ciudad.

Historia de conflicto

Mucho hace ya que el Norte ha sido considerado una frontera peligrosa. Por siglos, su gente ha construido sus asentamientos a pesar del salvajismo, la adversidad y la pena, eventualmente convirtiendo sus duramente ganados hogares y villas en reinos. A pesar de que los peligros del Norte siempre han presionado en las mentes de los que vivían allí, los mayormente pacíficos años precedentes a la Plaga de Conjuros parecían dar la promesa de una civilización permanente en la región Sin embargo, el Norte ha sido civilizado muchas veces antes, y con frecuencia tales civilizaciones eventualmente han caído.

Las fechas a las que se refiere esta crónica están notadas en el calendario Conteovalle (Dale Reckoning) (DR) muy usado por todo el mundo. El año actual es 1497 DR.

Una Era de Elfos (-2290 DR a -1100 DR).

El asentamiento elfico de Illefarm tomo ese nombre en primer lugar cuando clamo las tierras del Norte cerca de 20,000 años atrás. Por el tiempo en que la primer Guerra de la Corona comenzó entre los elfos, Illefarn se había convertido en una gran nación cuya historia podría llenar cualquier biblioteca. Cuando la última de las Guerras de la Corona había terminado, los elfos que cayeron de la gracia de Corellon se habían convertido en los drow.

El imperio de Illefarn duró el tiempo suficiente en una forma u otra para presenciar la migración de los enanos del sur y la fundación de Delzoun, rápidamente seguida por el levantamiento del antiguo Netheril al oeste. Pocos siglos más tarde, los ancestros humanos de Uthgar se establecieron en la de Ruathym hacia el oeste antes de la fundación de Illusk en el sitio de la Luskan de hoy día

Durante este tiempo, los enanos de Delzoun minando las profundidades de la tierra, secretamente ampliaron su reino bajo los territorios de otras naciones. Los enanos descubrieron un mineral de magia peculiar y siguieron sus venas. Los túneles y cámaras resultantes se convirtieron en las minas de Gauntlgrym. Los codiciosos enanos de Gauntlgrym se encontraron después con un primordial de magma y piedra atrapado que era llamado Maegera el Infierno. A raíz de ese encuentro, Delzoun selló los profundos túneles y centró sus esfuerzos en establecer su imperio cerca de la superficie. Gauntlgrym se perdió pero no ha sido olvidado.

 Una Era de Enanos y Humanos (-1100 DR a 180 DR)

Por el tiempo en que Illefarn se dividió en tres reinos, incluyendo a Iliyanbruen (donde ahora se mantiene el Bosque Neverwinter), Illusk yace en ruinas y Delzoun se volvio una gran nación Illusk se levantaría y caería en repetidas ocasiones a través de los siglos por venir -a menudo resucitada por los Netheresianos y sus ancestros, y frecuentemente en guerra con Iliyanbruen.

Aunque Netheril se levanto lentamente a su estado de grandeza en la era anterior, su caída llego con sorprendente rapidez. Los amos de la Ciudad Voladora de Xinlenal intentaron correr de esa destrucción y cayeron en lo que hoy se conoce como Bosque Neverwinter. Los intentos iniciales de la gente de Iliyanbruen por explorar la ciudad caída provoco explosiones de magia salvaje de sus Mythallars en mal funcionamiento, dando como resultado la devastación de las cercanías boscosas. Los elfos consideraron tabú a Xinlenal, no sea que la palabra de su existencia atrajera cazadores de tesoros y más destrucción, declarando que la mera mención de su ubicación podría ser castigado incluso con muerte. Al mismo tiempo, el enclave Netheresiano de Thultanthar escapo al Sombrío (Shadowfell), para no regresar al mundo por cerca de mil años.

También durante este periodo un maestro de la magia conocido como Maerin descubrió el primordial atrapado, Maegera. A través del soborno y la negociación, convenció a los enanos de Delzoun para construir una ciudad alrededor de las minas de Gauntlgrym, desde donde el poder del primordial podría ser controlado. Con ayuda de los hechiceros elfos de Iliyanbruen, Maerin extendió el alcance de la arbórea Torre-Anfitrion de la Arcana en Illusk a través de “raíces” que llevaban el poder del mar hacia Gauntlgrym, manteniendo el fiero poder del primordial durmiendo. El plan funciono, y los enanos dieron la bienvenida a sus aliados humanos dentro de Gauntlgrym para ayudarlos en la elaboración de objetos de gran poder.

Dos siglos después, la invasión conocida como las Marchas de Orcos sumergió al Norte en el caos. Los esfuerzos combinados de Iliyanbruen y otras naciones elficas detuvieron la mortal marea pero no antes de que, ambas, Illusk y Gauntlgrym fueran perdidas. Muy debilitado por la batalla, Delzoun sobreviviría por dos siglos mas antes de que la presencia enana en el Norte, finalmente, colapsara.

Humanos de la isla de Ruathym habitaron las áreas de la Costa de la Espada durante este periodo, los cuales también vieron el primer asentamiento en el área ahora conocida como Neverwinter. Llamada en un principio Eigersstor su población fue aumentando conforme los orcos atacaban los asentamientos mas al norte. Sin embargo este asentamiento en particular no seria conocido como Neverwinter durante otro siglo mas, conforme las palabras viajaban por tierras distantes hablando de esta bahía libre del frío.

Uthgar, un famoso guerrero Ruathym, saltó a la fama a finales de este período. Gano gran renombre por su saqueo a Ilusk, la cual, por aquel entonces se había levantado como una gran potencia de nuevo. Después de la heroica muerte de Uthgar, sus seguidores se dividieron en tribus basadas en las bestias espirituales que se decía que el mismo Uthgar había dominado.

Los humanos de Illusk retomaron y se asentaron en Gauntlgrym no mucho después de la muerte de Uthgar. Sin embargo el esfuerzo debilito las defensas de Illusk, y cayo ante los orcos una vez mas. Los Humanos que habían quedado en Gauntlgrym perdieron después su dominio sobre dicho reino cuando los Azotamentes y sus esclavos licántropos asaltaron la ciudad desde el Bajoscuro. Uthgard Lobo Gris acepto a los refugiados sobrevivientes de esas batallas, y entonces fue, con el paso del tiempo, que su sangre se fue mezclando con aquella de los hombres lobo.

Por mucho tiempo un baluarte contra las hordas orcas del Norte y otros peligros, los elfos de Iliyanbruen reunieron una armada para expulsar a los orcos de Illusk. El esfuerzo les costo mucho, sin embargo, y conforme tenían éxito en su empresa, su propio reino se colapso. Tal cual otros reinos elficos antes de ellos, Iliyanbruen se disolvió mientras emigraban a Siempre Unidos o huían al Feywild.

La era de Orcos y Magos (180 DR a 1302 DR)

Después de la caída de Iliyanbruen, principalmente, las comunidades humanas comenzaron a extenderse por el Norte, forjando numerosos reinos. Una y otra vez, la hordas de orcos arrasaron los asentamientos humanos, solo para ver las tierras retomadas por la raza humana y sus aliados.

En respuesta a este siempre presente riesgo, los elfos, enanos, halflings, gnomos y humanos del Norte se aliaron para formar el reino de Phalorm. Este frente unido peleo con los orcos por cerca de 100 años hasta que las armadas de ambos bandos fueron masacradas en la inundación mágica que creo la Marisma de los Muertos. Los elfos abandonaron la alianza para irse a Siempreunidos a poco tiempo de esto y Phalorm ya no fue mas.

La siguiente gran unión en el Norte surgió más o menos 300 años más tarde, a instancias de un grupo de magos conocidos como el Pacto (Covenant). Las armadas de muchas naciones humanas se encontraron para derrotar cualquier otra horda de orcos remanente. Sin embargo, la victoria en la gran batalla que podría haber acabado con la amenaza de una vez por todas, fue robada de las manos de los humanos cuando los Magos Rojos de Thay transportaron a la horda a lejanas tierras al sur.

Este evento desencadeno un largo feudo entre el Pacto y Thay que culmino en Neverwinter cerca de un siglo después. Los Magos Rojos asesinaron a Aganazzar de el Pacto en la Escuela de Hechicería de Neverwinter, comenzando una titánica guerra de hechiceros. Por 20 años los Magos Rojos y los magos del Pacto pelearon unos con otros a través del Norte y Thay. El conflicto terminó cuando los líderes del Pacto dejaron Faerun y sus demás miembros cayeron en la clandestinidad.

La perdida del liderazgo del Pacto probo ser mortal cuando la mas grande horda de Orcos en la historia bajo de las tierras del Norte para atacar las civilizaciones tan lejos al sur como Aguas Profundas. Esos orcos conquistaron Illusk, la cual la humanidad no reclamo hasta que Aguas Profundas, Neverwinter y fuerzas de Puerto Llast la retomaron casi 60 años mas tarde. Después de expulsar a los orcos mas alla del Espinazo del Mundo, los victores renombraron la caída ciudad como Luskan para desligarla de su trágico pasado.

La Era Moderna (1302 DR al presente)

A principios de este período, El mago Arklen Greeth llego a Luskan, y reclamo la Torre-Anfitrion del Arcano,  formando la Hermandad Arcana. Después de asumir el control de Luskan, la Hermandad desató una campaña alimentada de magia en pro de la conquista y la piratería contra el Norte. Cuando la gente del Norte con el tiempo se levantó contra la Hermandad Arcana La Torre-Anfitrion del Arcano cayó y Luskan quedó sin liderazgo. La Lich Valindra fue testigo de estos eventos, ya que ella era la amante de Arklem Greeth.

En la perdida Gauntlgrym, los Azotamentes habían experimentado mucho con la la transformación de derros y duergar en azotamentes bajo su control. Los derros finalmente lograron expulsar a los Azotamentes y esclavizaron a los duergar a su vez. Pero los eventos de la Plaga de Conjuros terminaron por liberar a los duergar dandoles un nuevo amo. Su dios, al cual llamaban Laduguer, se reveló como Asmodeus, aunque algunos sospechan que Asmodeus simplemente asumió ese papel después de que Laduguer fue apresado o asesinado. Jurando lealtades a los demonios, Los Duergar ganaron el poder que necesitaban para sobreponerse y derrocar a sus amos Derro.

Durante este tiempo, Neverwinter se convirtió en un gran poder en el Norte, ganándose una brillante reputación. La ciudad entró en guerra con Luskan en numerosas ocasiones, tanto por tierra como por mar. Una enfermedad mágica llamada la Muerte Gimiente golpeó a sus ciudadanos en el 1372 DR, la ciudad no se recuperaría por una década. Después fue que la Plaga de Conjuros golpeó.

El siglo que siguió vio el aumento del poder de Netheril y sus maestros en la Ciudad de la Sombra que retornaba. Los leales Netheresianos se infiltraron en la estructura de poder de Neverwinter debilitandola, pero sus esfuerzos se desviaron por la erupción del Monte Hotenow. Ignorado por la mayoría, los Magos Rojos fueron responsables de despertar al volcán de su sueño, en un intento por usar las muertes causadas por la erupción de la montaña para darle poder a su Aro de Pavor. Su plan se frustró, sin embargo, y la montaña duerme de nuevo, al menos por ahora.

En las ultimas décadas la vida en el Norte solo ha empeorado. Sus ciudades se tambalean al borde de la disolución, sus caminos no han sido tan peligrosos en las generaciones pasadas y los yermos paramos son tan salvajes como siempre lo han sido.


Anuncios

Acerca de don_diablo

Diseñador Gráfico, Ilustrador, bebedor (de Tepache) y jugador empedernido (de Dungeons & Dragons). Ver todas las entradas de don_diablo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: